Teoría del cambio


¿Qué es?

La teoría del cambio es un modelo lógico. En ella, se presenta una descripción visual e integral de cómo y por qué se espera observar un posible cambio. Es uno de los tres modelos lógicos que se recomiendan como parte del diseño de un proyecto de calidad. La teoría del cambio es el más estratégico de los tres: un “mapa de alto nivel” de los cambios que espera ver.  

La lógica de la teoría del cambio presenta los siguientes componentes:

El cambio a largo plazo, que indica los efectos permanentes deseados que la intervención pretende respaldar.

Las condiciones previas, que son los cambios intermedios que deben producirse para lograr un cambio a largo plazo. Las condiciones previas pueden agruparse según las áreas de cambio, ámbitos amplios y estratégicos de intervención que contribuyen directamente a que se produzca el cambio a largo plazo.

Las vías de cambio, que esquematizan las conexiones entre las condiciones previas. La mayoría de las iniciativas presentan diversas vías que contribuyen al cambio a largo plazo.

Los supuestos, que identifican los riesgos que podrían afectar la implementación del proyecto.

SUPUESTOS

Los supuestos son un componente especialmente importante de una teoría del cambio. En ellos, se identifican las condiciones y los riesgos locales específicos que existen en el contexto del proyecto. Si bien los equipos pueden tener un modelo idealizado de cómo se producirá el cambio, la lógica del cambio en la realidad puede verse interrumpida por riesgos de todo tipo. Los supuestos intentan controlar estos riesgos mediante la identificación de las condiciones válidas para que se produzca el cambio.

Si los supuestos son válidos, habrá mayores probabilidades de que se produzcan los cambios deseados. Si no lo son, el proyecto tendrá dificultades.

A continuación, podrá ver un ejemplo de una teoría del cambio a medio construir para una intervención que busca mejorar el sustento de los desplazados internos de la región del río Delta. El ejemplo incluye un enunciado sobre el cambio a largo plazo deseado, un área de cambio, diversas condiciones previas y dos supuestos.

Ejemplo de una teoría del cambio

¿Cómo se usa?

Los equipos de proyectos y otras partes interesadas usan la teoría del cambio para lo siguiente:

  • Visualizar el proceso de cambio.
  • Identificar las intervenciones que gestionará el proyecto (y cuáles de ellas gestionarán otros agentes).
  • Asegurarse de que todos los supuestos se identifiquen y articulen con claridad para anticipar y atravesar las posibles dificultades.

Las teorías del cambio, por lo general, se usan en las propuestas de proyectos para que el posible donador entienda las necesidades que deben abordarse y cuáles de ellas en particular gestionará el candidato.

Por último, los componentes específicos de la teoría del cambio fundamentan el desarrollo de los siguientes dos modelos lógicos, el marco de resultados y el marco lógico.

¿Cuándo se usa?

La teoría del cambio se elabora en la etapa de diseño de un proyecto. No obstante, se recomienda, según las mejores prácticas, que se use como un documento “vivo”. Esto significa que debe actualizarse a medida que el contexto del proyecto evoluciona y el equipo descubre qué funciona y qué no en el entorno local. Esto aplica, en especial, a los supuestos de la teoría del cambio. Los supuestos deben controlarse y actualizarse durante todo el período de implementación del proyecto.

Consejos

Consejo n.° 1: use marcos conceptuales

La teoría del cambio se elabora con los mejores conocimientos y experiencias disponibles sobre la necesidad que el equipo pretende abordar. Una forma que los equipos de proyectos tienen de garantizar que la teoría del cambio se base en pruebas es con el uso de marcos conceptuales. Estos son modelos probados y basados en pruebas para las intervenciones de desarrollo. Por ejemplo, la Agencia de E.E. U.U. para el Desarrollo Internacional (United States Agency for International Development, USAID) usa un marco sobre seguridad de los alimentos y UNICEF ha desarrollado uno sobre desnutrición materna e infantil.

Consejo n.° 2: use información proveniente de las evaluaciones de necesidades

Las teorías del cambio también deben fundamentarse en la información que se obtiene en las evaluaciones de necesidades o en los análisis de situaciones.  

Consejo n.° 3: evite los supuestos mortales

Decidir qué supuestos se incluirán en la teoría del cambio puede ser una tarea difícil. Básicamente, lo mejor es que identifique algunos de los supuestos importantes que afectarán gravemente la capacidad del proyecto para cumplir con sus compromisos. Debe asegurarse, sin embargo, de excluir todos los supuestos mortales: usted prevé su inclusión, pero en realidad es poco probable que se cumplan y podrían “matar” el proyecto. Si detecta un supuesto mortal, deberá revisar las condiciones previas y las vías de cambio para ver cómo se puede producir el cambio a largo plazo a pesar de su presencia.

Consejo n.° 4: use métodos participativos

Las mejores teorías del cambio se diseñan con métodos participativos que incorporan las perspectivas de diversas partes interesadas. Esto ofrece un panorama completo de la situación que nos ocupa.